Pinches Clientes
Plop!

Una cantina

Al término de una larga semana laboral, para un proyecto de una editorial:

Cliente: Es viernes, vamos a una cantina a ponernos estúpidos.

Yo: No puedo, estoy muy cansado y no tengo dinero.

Cliente: ¡Pero si te acabo de pagar! Es como si yo te invitara ¿no?